Close

Otra carta para ti y para mí Querida escritora: descansa

Recuerda: está bien descansar de vez en cuando.

Esta entrada está un poco relacionada con la carta que publiqué hace unas dos semanas en el blog. Como ya expliqué en ese entonces, los escritores a veces tenemos una falta autoestima que hace que desmerezcamos nuestro trabajo, sin importar lo bueno o lo malo que sea. Por eso hoy quiero hablar de otra de estas obsesiones que no persiguen a la hora de escribir: el inconformismo.

Cuando hablo de inconformismo, me refiero en todos los aspectos, desde la planificación hasta la corrección de una historia. Pero esta vez me quiero centrar exclusivamente en esa sensación de prisa y ahogo que suele perseguirnos. Si sabes a lo que me refiero, puede que hayas pensado alguna vez: «Escribo muy lento», «No avanzo», «Me siento mal por no haber escrito hoy». Existe una tendencia a infravalorarnos, a pensar que siempre vamos por detrás de los demás, que nunca alcanzaremos nuestras metas.

Y yo te pregunto: ¿y qué importa eso? ¿Qué importa que escribamos más lento o que otras personas escriban más rápido? No es una carrera. Nadie te va a dar un premio por ser un escritor con «los dedos más veloces» ni nada por el estilo. Lo importante es escribir, sea mucho o poco, y no perder la rutina. Dicho esto, tampoco te fuerces un día si de verdad no puedes escribir. Debes encontrar el equilibrio entre la pura pereza y el sobreesfuerzo. Es cuestión de autocontrol… y nadie conoce tus límites mejor que tú mismo.

Puede que yo no sea la persona más idónea para contarte esto. Mírame: hoy debería de haber empezado a escribir la tercera parte de #ProyectoGenderless, pero me he sentido culpable y me he puesto a redactar esta entrada para compensarlo. Lo he hecho porque, pese a ser tarde, aún estoy descansanda. Quizás si tuviese sueño hubiese apagado el ordenador y me hubiese ido directa a la cama, porque sé que soy incapaz de concentrarme cuando bostezo. Otras veces, sin embargo, me obligo a escribir, porque si tuviera que depender del sueño, nunca abriría un nuevo archivo de Word; paso cinco o cuatro días de la semana medio dormida por culpa de los horarios de la universidad y del trabajo.

Te lo voy a repetir: descansar está bien. Debería aplicármelo a mí misma, y tú también. Para que te sea más fácil, te dejaré unas preguntas que deberías hacerte para tomar la decisión y no dejar que el cerebro y la pereza te engañen. Aunque no te darán la respuesta definitiva que buscas, te harán reflexionar; porque al fin y al cabo tú eres única persona que se conoce lo suficiente como para considerar qué es lo que siente, y si lo que hace es por pereza o por cansancio real.

1- ¿Consideras que tienes autocontrol?

2- ¿No puedes escribir o es que te da pereza?

3- ¿Cuánto tiempo llevas escribiendo / sin escribir?

4- ¿Sufres estrés?

5- ¿Cuántas tareas tienes pendientes aún?

6- ¿Cuánto tiempo ha pasado desde la última vez que saliste a la calle por gusto y no por obligación?

 

Espero que estas preguntas te ayuden a reflexionar un poco.

 

¡Os recuerdo que la semana pasada publiqué mi último relato, Fresas, que podéis descargar aquí! 

⬇⬇⬇

 Descarga en Lektu

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

2 thoughts on “Otra carta para ti y para mí Querida escritora: descansa

  1. ¡Hola!
    Creo que es la primera vez que me paso por tu blog, pero me has conquistado con este artículo. Es muy necesario no fustigarse, al igual que tener un poco de rutina.
    Creo que a veces la era de la tecnología ayuda mucho a estar en contacto con otros escritores y esto puede ser tanto un extra de motivación (no estoy sola!) pero también puede hundirte (escribo mucho menos y peor que el resto!).

    Sea como fuere, interesante artículo. Te estaré leyendo.

    1. ¡Hola, Stiby, gracias por pasarte por el blog! Ser escritor no es un trabajo tan solitario como dicen, aunque hay que saber diferenciar cuándo la tecnología nos beneficia o nos perjudica. El equilibrio es muy difícil de encontrar, pero… ¡no imposible!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

error: Ey, ¡el contenido de este blog está protegido!