Blog

Mi rutina de escritura ¿Cómo y cuándo escribo?

¡Buenas tardes y no buenos días! En primavera atrasamos los relojes y en primavera el blog cambia de rutina. He hecho una pequeña encuesta en Twitter preguntándoos por qué fecha queríais que se publicaran las entradas del blog, y parece que os gusta que sea en viernes. Sin embargo, he decido probar otra estrategia y a partir de hoy las entradas se publicarán a las 17:00 del viernes. Solo habrá seis horas de diferencia, ¿podréis esperar? De todas formas, os recuerdo que siempre publico una tuit o una imagen en Instagram cuando aparece una nueva entrada en el blog. Aunque programe las entradas a una hora, WordPress siempre las publica con retraso (¡hasta veinte minutos!), así que no os garantizo que la hora de publicación sea exacta. Todo depende del humor que tenga WordPress ese día.

También pregunté por Twitter (ya sé que soy muy insistente con Twitter, pero es la mejor forma de contactar con vosotros, así que seguidme si no lo habéis hecho aún) de qué queríais que escribiera en el blog. Y Aintzane me propuso que escribiera sobre mi rutina de escritura. Aunque, para ser honesta, mi rutina no es nada del otro mundo, pero se divide principalmente en dos días: los que tengo clase y los que no. Expliqué hace unos días que mi meta era escribir un mínimo de 1.000 palabras cada día para seguir con el #ProyectoGenderless. No siempre lo cumplo, ya sea porque estoy agotada mentalmente o porque necesito escribir la entrada del blog, como hoy. Es muy raro que escriba para el blog el mismo día que escribo las 1.000 palabras, pero si lo cumplo… ¡Hurra! ¡Día doblemente productivo!

Los días que tengo clase son los peores para escribir. Si haces unas asignaturas de letras en la que te pasas el día frente a un ordenador o a una pizarra con traducciones, kanjis y acentos en inglés, se te quitan las ganas de trabajar esa tarde. Pero en mi caso tengo que hacerlo. Otras veces no tanto. Me levanto a las 5:30 y entre ida y vuelta hago tres horas de viaje diarias, así que llego agotada a casa. Y algunos días tengo que dar clases de repaso, así que hay veces que la cabeza ni me funciona. Pero escribo. Cuando tengo dos horas libres juntas, pongo el culo en la silla y escribo.

Después están los días en los que no tengo clase, que son los mejores. Tan pronto como desayunado, me siento en el escritorio y escribo, porque es cuando tengo la mente más fresca. Y lo he comprobado: tardo una hora y media en escribir 1.000 palabras, y cuando lo hago en tardes después de venir de clases, dos o más. De modo que, cuando tengo un día libre, escribir es una prioridad. Hasta que no acabo de escribir, no toco los deberes ni estudio. Todos los escritores estarán de acuerdo conmigo: necesito más concentración para escribir que para completar los trabajos de la universidad.

Algunas personas me han preguntado también que si escucho música mientras escribo. Pues no. Me desconcentra muchísimo, tanto si es instrumental como si no. Tampoco bebo nada especial (agua a ratos) ni como porque me mancho las manos. De vez en cuando echo un ojo a Twitter cuando escribo para desconectar un rato, y procuro no meterme en YouTube porque los vídeos de k-pop son un pozo sin fondo. Como entres, ya no hay salida. ¡Y por cierto! Mis indispensables para escribir son el portátil, el Word y la fuente Georgia. Normalmente planifico mis historias en otros archivos Word, así que necesito tenerlos bien accesibles.

Por último os enseño mi espacio de trabajo, o mejor dicho, mi cueva. Está un poco desordenada, pero mientras me quepa el portátil para escribir y la botellita de agua, ya me vale. Lo demás son libros de la universidad, peluches (¡Poti!), post-its con secretos de los personajes de #ProyectoGenderless, ilustraciones, un cartel del último 8 de marzo (del que ya os hablé hace un par de semanas) y unas flores de almendro de plástico.

¿Qué os ha parecido mi rutina? Si tenéis alguna sugerencia más sobre qué podría escribir en la próxima entrada, dejádmelo en los comentarios o, si no, ya sabéis: tenéis disponible todas mis redes sociales en la sección de Contactos. Estaré encantada de leeros. ¡Estoy aquí para vosotros!

¡Hasta el próximo viernes a las 17:00!

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

2 comentarios en “Mi rutina de escritura ¿Cómo y cuándo escribo?

  1. Me ha encantado tu rutina. Se parece entre mucho y muy poco a la mía y me parece muy curioso jajaja Y con lo de las clases… Entre que tengo prácticas de laboratorio las mayorías de las tardes, también doy clases y tengo la teoría por las mañanas, hasta que no me pongo una rutina soy incapaz de escribir.
    Estoy deseando leer la próxima entrada <3

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *